Veinte empresas pujan por el nuevo colegio