LUXEMBURGO TAMBIÉN SE RINDE AL CANTE DE LAS MINAS