EL PARO DISMINUYE EN MÁS DE 500 PERSONAS EN LO QUE VA DE AÑO