LA POESÍA DE MARIA CEGARRA SALCEDO SIGUE VIVA EN EL RECUERDO