EL CANTE DE LAS MINAS “HA ARRASADO” EN JAPÓN