EL SEF APUESTA POR EL EMPLEO PÚBLICO EN LA UNIÓN