Policía local, Protección civil y personal de las instalaciones deportivas se preparan en el manejo de los desfibriladores.