Proyectos de ordenanzas – Consulta pública

El Municipio, según dispone el artículo 25 de la Ley 7/1985, de 2 de abril, Reguladora de las Bases del Régimen Local, para la gestión de sus intereses y en el ámbito de sus competencias, puede promover toda clase de actividades y prestar cuantos servicios contribuyan a satisfacer las necesidades y aspiraciones de la comunidad vecinal. Concretamente el Art. 25.2 b) de la mencionada ley reconoce la competencia de ordenación del tráfico de vehículos y personas en las vías urbanas a los municipios a fin de conseguir que la autoridad más próxima al ciudadano, pueda resolver los cada vez más graves problemas de circulación, que nadie mejor que el propio Ayuntamiento puede decidir, al ser el mejor conocedor de las necesidades de los ciudadanos y de las disponibilidades del espacio público.

Por su parte, el artículo 7 del Real Decreto Legislativo 6/2015, de 30 de octubre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial señala que corresponde a los municipios la regulación, ordenación, gestión, vigilancia y disciplina, por medio de agentes propios, del tráfico en las vías urbanas de su titularidad, así como la denuncia de las infracciones que se cometan en dichas vías y la sanción de las mismas cuando no esté expresamente atribuida a otra Administración.

Aprobada la Ordenanza municipal reguladora de las sanciones aplicables por infracciones al Reglamento general de circulación como instrumento adecuado para regular la materia, y una vez que surgen nuevas necesidades, se debe proceder a la modificación de la misma. Los problemas que se pretenden solucionar con la iniciativa al modificar la ordenanza son desarrollar, completar y adaptar las necesidades de nuestro municipio al marco jurídico definido por la normativa estatal en materia de tráfico,circulación de vehículos a motor y seguridad vial, contenida en el Real Decreto Legislativo 6/2015, de 30 de octubre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial, su publicación ha originado que nuestra ordenanza municipal haya quedado desfasada por varios motivos

En relación con esta cuestión, se abre la CONSULTA PÚBLICA prevista en el artículo 133.1 de la Ley 39/2015, de 1 de octubre, del Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas, con el objetivo de mejorar la participación de los ciudadanos en el procedimiento de elaboración de normas, con carácter previo a la elaboración del proyecto de modificación de la ordenanza municipal reguladora de las sanciones aplicables por infracciones al Reglamento General de circulación, se recaba la opinión de los sujetos y de las organizaciones más representativas potencialmente afectados por la futura norma acerca de:

a) ¿Qué problemas entiende Vd. que debería solucionar la ordenanza reguladora de tráfico?
b) ¿Considera Vd. que en estos momentos resulta necesaria y oportuna la aprobación?
c) ¿Qué objetivos debería perseguir, a su juicio, la citada Ordenanza?
d) ¿Desea Vd. plantear otras soluciones alternativas de carácter normativo, o bien otro tipo de soluciones de carácter no normativo?

Las sugerencias u observaciones que al respecto desee formular, deberán presentarlas en el plazo arriba indicado, señalándose de forma expresa que se refieren a la “Consulta pública previa, relativa a la modificación de la Ordenanza reguladora de las sanciones aplicables por infracciones al Reglamento general de circulación y podrá presentarlas por Registro de Entrada.