LA UNIÓN YA DISPONE DE ORDENANZA DEL ESPACIO RADIOELÉCTRICO